Arroz negro con chipirones

Cuando sale de su casa todavía es noche cerrada, sigue el camino que cada día marca arrastrando sus pies. Un bostezo se le escapa mientras sacude su cabeza para espantar al sueño.

A pesar de sus años sus movimientos son decididos y seguros, ya  está cerca del puerto. Al fondo esta su barco, su mayor orgullo.

Su mujer dice que lo cuida más que a sus hijos, está celosa, y no anda descaminada cuando piensa que el querer del pescador está repartido entre la Isabel II y su familia.

La embarcación forma parte de él, a veces en el silencio de la faena habla con ella, le parece que
tiene alma, ha sido testigo de muchas luchas, de batallas ganadas y perdidas, de maniobras realizadas con la perfección de la experiencia y de despistes que casi dan al traste con la vida del marinero.

A lo lejos ve las embarcaciones de otros compañeros. Con habilidad prepara lo necesario para el trabajo del día, el plegador y las poteras listas, las luces encendidas, todo preparado, arranca motores y zarpa. El cielo está tranquilo, la brisa suave, el mar llena su pensamiento y sus pulmones.

Hoy va a chipirones, es la hora en que los bichejos están terminando de alimentarse, pero en lugar de fondear como hace poco viento va a dejar el barco al dovalo. Irá recorriendo la zona hasta encontrarlos.

El sol va acariciando su piel mostrando las arrugas que día a día ha esculpido ayudado por el aire y la sal. La jornada ha terminado y la faena ha sido buena, está contento. A lo lejos ve algunas casas del pueblo en ese momento piensa que no se cambiaría por ningún hombre.

Su vida es el mar y el mar le da vida.

Ingredientes (4 personas)

80 gr. de arroz por persona
1 litro de fumet de pescado
1 kilo de chipirones
200 gr. de gambas peladas
1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
2 ajos
perejil
80 gr. de tomate frito
2 bolsitas de tinta de calamar
sal
aceite de Oliva
pimienta

Elaboración
En primer lugar tenemos que limpiar los chipirones por dentro y por fuera, a continuación los cortamos en anillas, reservando 1 entero por comensal.

Los ponemos en una sartén con aceite junto a las gambas y los salteamos durante tres o cuatro minutos. Los sacamos y los reservamos.

En la misma sartén, aprovechando el aceite que hemos infusionado con los chipirones y las gambas, echamos la cebolla troceada y la sofreímos, cuando está dorada añadimos el pimiento también troceado. Cuando está hecho añadimos el tomate frito, damos un par de vueltas e incorporamos los ajos también troceados, lo removemos durante unos minutos y lo retiramos del fuego.

En una olla o cazo ponemos a calentar el fumet en el que previamente hemos disuelto las dos bolsitas de tinta de calamar.

En la paella (recipiente donde vamos a hacer el arroz) sofreímos el arroz, incorporamos las verduras, los chipirones y lo damos un par de vueltas.

Añadimos el fumet con la tinta, hirviendo sobre el arroz, rectificamos de sal. Lo dejamos a fuego fuerte durante unos 10 minutos y luego baja a fuego medio.

No remuevas el arroz mientras se hace.
Cuando el arroz esté en su punto se aparta del fuego y añadimos las gambas por encima. Dejamos que repose durante 5 minutos. Si el arroz quedó un poco duro deja que repose estos 5 minutos tapado con un paño limpio y húmedo (pero que no gotee).
Servimos en el plato con un chipirón entero y las gambas y adornado con perejil picado por encima.

Colaboración de mi hijo
Mientras limpio los chipirones, pone cara de asco y pica las verduras, hago los sofritos y el desaparece. Vuelve a  tiempo para emplatar el arroz y  mirar como hago el alioli con el que lo acompañamos.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Arroz al horno con langostinos y sepia

¿No tienes paellera?

Hace unos años hice un curso presencial de elaboración de arroces y desde entonces no preparo ningún arroz sin una paellera (excepto arroces al horno o hervidos, por ejemplo).

No hay color entre un arroz preparado en una paellera y otro preparado en olla, cazuela, sartén o cualquier otro tipo de utensilio. Las diferencias son abismales.

En mi caso utilizo, siempre, una paellera eléctrica. Una paellera normal no me cabe en la vitrocerámica y una paellera eléctrica no tiene el engorro de las paelleras de gas con su propia bombona. Además, también utilizo la paellera eléctrica para hacer otras cosas, como el pisto, por ejemplo, con lo que le saco mucho provecho.

Por si acaso te viene bien, aquí te dejo nuestras guías de compra de las paelleras más vendidas de Amazon, tradicionales de acero, de gas, y eléctricas.

Mejores Paellas de Acero
Mejores Paelleras de Gas
Mejores Paelleras Eléctricasd

2 comentarios en «Arroz negro con chipirones»

Deja un comentario