Cocer arroz blanco y conseguir la guarnición perfecta

Te voy a contar ¡cómo cocer el arroz blanco para conseguir que quede en su punto! Seguro que piensas que no hay nada más fácil que cocer el arroz blanco de siempre, sin embargo, a todos nos ha pasado en alguna ocasión que nuestro arroz nos ha quedado duro y en otras podía servir perfectamente como argamasa para pegar los azulejos de la cocina. Pero no te preocupes, porque nunca más vas a tener ese problema.

El arroz blanco es la guarnición perfecta para acompañar a platos de carne y pescado, una buena alternativa a las patatas y ensaladas. Es una receta sencilla que no le quita protagonismo al plato principal y que, además, te permite dedicarle más tiempo. Es un cereal económico rico y muy versátil. Tiene además el plus de ser muy beneficioso para nuestra salud.

Como utilizar el arroz blanco según el tipo de grano

Grano largo

Es un arroz blanco ligero, muy seco, que no se pega, y queda suelto tras la cocción. Funciona muy bien para ensaladas y para guarniciones. Un ejemplo de este arroz es el Basmati, que además es aromático.

Grano medio

Es el más conocido en España, cuando se cuece su textura se vuelve suave y tierna. El inconveniente es que si nos pasamos en la cocción se empasta. De este tipo es el arroz blanco Bomba, aunque esta variedad en concreto tiene la ventaja de que, aunque nos pasemos de cocción no se rompe, se arruga y queda suelto, es ideal para paellas.

Grano corto o redondo

Tiene mucho almidón, es ideal para platos orientales como el sushi. Si se deja que el almidón se libere en el líquido de cocción, adquiere una textura cremosa perfecta para el risotto o el arroz con leche.

Como cocer el arroz blanco

Para ensaladas me gusta usar el arroz Basmati o de Jazmín, pero para guarnición no me gusta que el arroz esté aromatizado, por eso utilizo arroz de grano largo sin sabor. Puedes usar el que más te guste. Aunque hay muchas formas de hervir el arroz, te voy a contar la que mejor resultado me ha dado.

  1. Vamos a lavar bien el arroz, para hacerlo lo ponemos en un colador bajo el grifo, hasta que el agua salga limpia. De esta forma limpiaremos el arroz y evitaremos el exceso de almidón, con esto vamos a evitar que nos quede apelmazado.
  2. Vamos a rehogar el arroz en una sartén con unas gotitas de aceite caliente. Fíjate que digo gotitas, lo que buscamos es que los granos no se peguen gracias a ese poquito de grasa que va a absorber durante el rehogado, pero no queremos que el arroz, esté bañado en aceite.
  3. Ponemos un cazo con agua abundante a fuego fuerte, añadimos la sal y lo llevamos a ebullición, en ese momento añadimos el arroz y removemos. Cuando vuelva a hervir bajamos a fuego medio y removemos nuevamente.
  4. El tiempo depende de cada arroz y de la dureza del agua. Toma como referencia el tiempo que te indica el fabricante, prueba el arroz un minuto antes para ver si está a tu gusto y déjalo hasta que te guste el punto.
  5. No tapamos la cacerola.
  6. Al final del tiempo de cocción de la variedad de arroz elegida, escurrimos los granos con un colador y los pasamos bajo el agua fría del grifo. Este truco es necesario para cortar la cocción del calor residual. Con un minuto es suficiente.
  7. Para servirlo en caliente, podemos rehogarlo ligeramente con un poco de aceite de oliva en una sartén.

Beneficios para la salud del arroz blanco cocido

Es un alimento que proporciona un suministro constante de energía, rico en minerales, vitaminas y fibra.

El arroz no tiene gluten por lo que es un cereal estupendo para las personas celiacas y también es bueno para las personas con diabetes. Previene la aparición de la enfermedad del Alzheimer. Contiene propiedades antioxidantes que reducen al mínimo la aparición de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Tiene propiedades diuréticas y su fibra actúa como escudo contra las células cancerígenas. Pero aún hay más; es bueno para las personas que quieren perder peso y controla la presión arterial alta. Y por supuesto lo pueden tomar las personas veganas y vegetarianas.

Dando vueltas a este tema, me acordé de un arroz blanco que mi madre utilizaba como acompañamiento sobre todo del pollo, y es la receta que os voy a dejar ahora.

arroz blanco como guarnición hecho

Arroz blanco como guarnición

Vamos a conseguir cocer un arroz en su punto. ¡Sí, ya sabes! ¡El arroz perfecto! que no se pega, que no es pastoso. Arroz con todos los granos sueltos.
Así que, si tú tampoco soportas el arroz en modo argamasa y estás buscando la guarnición que acompañe a la perfección a tus carnes y pescados, esta receta es para ti.
5 de 1 voto
Tiempo de preparación 5 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo total 20 min
Plato Acompañamiento
Cocina Mediterránea
Raciones 4 personas
Calorías 130 kcal

Equipo recomendado

Ingredientes
  

  • 200 gr. Arroz grano largo
  • 2 udes. Zanahorias pequeñas y tiernas
  • 2 dientes Ajos mirar notas
  • 50 ml. Aceite de oliva
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto
  • 1 hoja Laurel

Elaboración paso a paso
 

  • Preparamos los ingredientes.
    Ingredientes
  • Pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas muy finitas.
  • Lavamos el arroz bajo el grifo, hasta que el agua salga limpio.
  • Ponemos en una cazuela grande agua, sal, laurel y las zanahorias cortadas. Añadimos sal.
  • Llevamos la cazuela al fuego. Ponemos a fuego fuerte y llevamos a ebullición.
  • Ponemos unas gotitas de aceite en la sartén y rehogamos el arroz.
    calentando aceite para rehogar
  • Cuando el agua empieza a hervir añadimos el arroz, removemos con una cuchara de madera.
    cociendo el arroz
  • Cuando vuelva a hervir, bajamos a fuego medio y removemos nuevamente.
  • Sigue las indicaciones del tiempo de cocción que se muestra en el envase. Comprueba que está a tu gusto
  • Paramos la cocción, poniendo el arroz en un colador y añadiendo agua fría del grifo, durante 1 minuto.
  • Pelamos y cortamos los ajos, los ponemos en una sartén grande con el aceite a fuego medio y los dejamos hasta que están tiernos, con un poquito de color.
    dorando ajos
  • En ese momento incorporamos el arroz lo salteamos durante un minuto, corregimos de sal, le echamos la pimienta, adornamos con perejil y servimos.

Notas

Cantidad de Ajos: de 1 a 3 ajos dependiendo del gusto personal y del tamaño de los ajos

Datos nutricionales

Calorías: 130kcal
Temas cocina fácil, guarnición, vegana
¿Has probado esta receta?¡Cuéntanos qué tal te fue!

Diferentes formas de cocer el arroz blanco

Al vapor

El método más común para cocer el arroz blanco es la ebullición. Pero también se puede hacer al vapor. La diferencia entre las dos técnicas es que, haciéndolo al vapor, se conservan mejor, elementos como sales minerales y vitaminas.

Pon el arroz en el recipiente especial para vapor, agrega el agua necesaria, la sal y unas gotitas de aceite. Si quieres aromatizar los granos, añade especias también.

Cocina durante diez minutos más que el tiempo indicado en el paquete. Después pon el arroz bajo agua corriente en un colador.

Cocción del arroz blanco en el microondas

También puedes cocer el arroz en el microondas:

  1. Una vez que hayas elegido el tipo de arroz, enjuágalo y sumérgelo durante al menos 20 minutos en agua.
  2. Pon el arroz en un recipiente apto para microondas, con tapadera.
  3. Agrega agua, la proporción es 2 de agua por 1 de arroz.
  4. Cubre con la tapa del recipiente.
  5. Empieza a cocinar, programa 10 minutos. En potencia de 700 W.
  6. Después de este tiempo, no abras inmediatamente el microondas, deja reposar el arroz durante al menos 5 minutos. El vapor formado en el recipiente terminará de cocinarlo.

Cocina con Thermomix

La Thermomix también te permite cocinar el arroz con Varoma, poniendo los granos en el cestillo. Te llevará de 20 a 25 minutos. Este método de cocción permite obtener el arroz blanco perfecto para preparar sushi.

  1. Pon en la Thermomix 260 ml. de agua por cada 100 gr. de arroz y el cestillo.
  2. Añade sal y programa :10 s. en velocidad 6
  3.  Programa: 7 minutos en temperatura Varoma, velocidad 4. Si ves que el agua ha comenzado a hervir antes de acabar el tiempo de cocción programado para la Thermomix. 
  4. Vierte al arroz blanco en por el brocal de la tapadera.
  5. Programa: 15 minutos en temperatura Varoma, velocidad 4.
  6. Durante el tiempo de cocción remueve un par de veces el arroz con la espátula, así favoreces que el arroz quede más suelto.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Bechamel para lasañas, auténtica receta italiana

Deja un comentario

Recipe Rating