Galletas de avena y chocolate, con y sin thermomix

Los domingos por la mañana me encanta quedarme en la cama holgazaneando mientras veo un programa de reformas de casas, con un plato de galletas en las manos.

Me emborracho con las galletas, quiero decir que puedo comerme siete galletas de una atacada.
¡Si tengo defectos!, me doy atracones de cookies, lleno la cama de migas y veo programas tontos cuando nadie me mira, a fin de cuentas no es ilegal.
Además cocinarlas es mi debilidad, cuando abro el horno, un dulce y reconfortante aroma llena el aire y cuándo saco la bandeja estas ricas galletas, con trocitos de chocolate, me provocan muchas emociones.
Me llevan de vuelta a mi infancia; recuerdo Barrio Sésamo y el Monstruo de las galletas, con el que me sentía muy identificada.
Era tan tierno, lleno de pelos azules, y amaba las galletas como yo, nació así, tenía una obsesión muy simpática, como no iba a gustarme, comprendía perfectamente su adoración por estos dulces.
Mi compañera, María, me pasó está deliciosa receta, esa misma tarde, compré los ingredientes que necesitaba, espere a que llegará el domingo impaciente.
Cuando a las 8,30 llegué de trabajar, me puse con ellas, una hora después estaba en la cama, devorando mis galletas y mirando embobada como reformaban la cocina, de una enorme casa Australiana, en la televisión.
¿Qué necesitamos?
La cantidad de galletas, depende del tamaño, me suelen salir unas 50

350 gr. de mantequilla

250 gr. de azúcar
2 yemas de huevo
350 gr. de harina de repostería (sin levadura)
8 gr. de bicarbonato ( como dos cucharaditas)
1 pizca de sal
160 gr. de copos de avena
240 gr. de chips de chocolate. (Si no encuentras chips o gotas de chocolate, haz trocitos pequeños con una tableta de chocolate)
¿Cómo lo hacemos?

Empezamos dejando la mantequilla a punto de pomada. Para conseguirlo, ponemos la mantequilla en un recipiente tapado que meteremos en el microondas 30 segundos, y después batimos con un tenedor. Si quieres ver como se hace pincha en este enlace tutorial para conseguir mantequilla a punto de pomada, podrás ver todas las técnicas

Colocamos la mantequilla a punto de pomada junto con el  azúcar en el vaso de la batidora, y batimos hasta conseguir una mezcla suave y cremosa.

Con Thermomix: Ponemos en el vaso el azúcar, programamos 30 s., velocidad progresiva 8, 9 y 10. Añadimos la mantequilla en pomada y programamos 30 s. velocidad 4.
Incorporamos las yemas de huevo a la mezcla, y seguimos batiendo con batidora, hasta que estén perfectamente mezcladas.
Con Thermomix: 20 s. velocidad 3

Mezclamos, la harina, el bicarbonato, la sal e incorporamos esta mezcla tamizándola con un colador.
Batimos nuevamente, hasta que esté bien combinado.
Con Thermomix: Tamizamos con un colador la mezcla de harina, bicarbonato y sal y programamos 1 minuto velocidad 3,5.

Añadimos a la mezcla los copos de avena y batimos a la velocidad más baja posible hasta que esté todo integrado
Con Thermomix: Añadimos los copos y programamos 20 s. velocidad 3,5.

En ambos casos, sacamos la mezcla a un bol

Incorporamos los chips de chocolate, mezclamos para que se repartan bien.

Programamos el horno a 190 °C y mientras se calienta hacemos bolitas del tamaño de una nuez, que vamos colocando en la bandeja de horno, forrada con papel de horno, con ayuda de una cuchara las aplastamos.

Horneamos a 190 °C con calor arriba y abajo, de 10 a 15 minutos, dependiendo de cada horno y del tamaño de las galletas.

¡Y a disfrutarlas!!

Colaboración de mi hijo
Contribuye sin ningún remordimiento a que las galletas de avena tarden en acabarse menos de dos días, al igual que el resto de la familia.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Pasteles de Belém con y sin thermomix (receta original portuguesa)

¿No tienes robot de cocina?

Si todavía no tienes un robot de cocina, te dejo aquí nuestra guía de compra de los mejores robots de cocina.

Si no tienes robot, no te imaginas trabajo que quita en la cocina y el tiempo que ahorras, para mi es un salvavidas.

Los Mejores Robots de Cocina

Deja un comentario