Torrijas caseras, recetas para todos los gustos

Es Semana Santa, olvídate de dietas, al menos por un día y prepárate para disfrutar de este delicioso dulce tradicional: las torrijas.

Las torrijas son las protagonistas indiscutibles de la Semana Santa, un dulce delicioso, muy jugoso, sencillo y con el sabor de siempre. Puede que te parezca complicado hacerlas, ya te adelanto que no es así, además, conseguir que te quede en su punto perfecto es la meta que me he propuesto hoy.

Origen de las torrijas

Las primeras referencias sobre las torrijas aparecen en el siglo XV, se utilizaban como alimento para que se recuperaran las mujeres después del parto. Parece que se empezaron a utilizar en Semana Santa, como no se podía comer carne, al final en las casas siempre quedaban restos de pan. Y para aprovechar el pan sobrante, que ya estaba duro, se hicieron las torrijas.

En el siglo XX, se hicieron muy populares en Madrid, ya que en los bares la ponían de tapa junto al vino.

Aunque son de origen español, la emigración primero y el turismo después ha conseguido que traspase fronteras y se coman en otros países europeos e hispanoamericanos.

Variedades de torrijas caseras

Se puede decir que hay dos tipos de torrijas:

  • Torrijas de vino: En este caso el pan se infusiona en vino. Puedes utilizar vino tinto, vino blanco y vino moscatel.
  • Torrijas de leche: Es la receta tradicional, básica y sin complicaciones, un postre lleno de sabor. En los últimos años la receta tradicional ha sufrido variaciones se las añade chocolate, natillas, miel…

Consejos y trucos para hacer las torrijas de leche tradicionales

El pan

Debe ser de miga compacta para que retenga bien la leche, es recomendable que sea del día anterior. No se puede usar pan de molde porque el resultado no es una torrija sino una tostada francesa.
En pastelerías y panaderías en estas fechas venden pan especial para torrijas.

La leche

Para hacer las torrijas caseras tradicionales de leche, debes utilizar leche entera. Y para que nos salgan ricas, ricas, vamos a infusionar la leche con especias y cáscara de limón.

Antes de meter el pan hay que dejar que la leche se atempere.

Es importante que dejes “descansar” las torrijas cinco minutos por un lado y cinco minutos por otro para que el pan absorba bien la leche y adquiera todo el sabor.

Las torrijas tienen que quedar jugositas y bien empapadas en leche, si las torrijas llevan poca leche se quedan muy tiesas.

El aceite para freír las torrijas

  1. Puede ser de oliva, pero con sabor suave, pueden hacerse también con aceite de girasol, de hecho, en pastelerías y restaurantes se hacen con este aceite.
  2. La temperatura que debe alcanzar el aceite tiene que ser aproximadamente a 170 grados. Para saber si ha alcanzado la temperatura adecuada, echa en el aceite una peladura de naranja, cuando chisporrotee podemos empezar a introducir las torrijas.
  3. Si tienes una placa de inducción o vitrocerámica, lo mejor es calentar el aceite al nueve y, cuando el aceite esté caliente, bajarla al seis.
  4. También se pueden cocinar en la freidora, esto nos facilita el control de la temperatura. En este caso es importante que el aceite sea nuevo.
  5. Durante la fritura, tenemos que controlar que las torrijas no se quemen, si vas a hacer muchas se debe colar el aceite, aproximadamente cada 16 torrijas. De esta forma quitamos la rebaba del huevo que forma puntitos negros que se quedan pegados a las torrijas.

Las torrijas caseras también se pueden hacer en horno

En lugar de freírla la metemos en el horno a 200º hasta que queden doradas, en ese momento las damos la vuelta y otra vez al horno. hasta que estén doradas por el otro lado.

Conservación

Como mejor está la torrija es si se come en el día, se suelen servir a temperatura ambiente.

Aunque te voy a contar mi secreto, a mí personalmente también me gustan las torrijas frías, hechas de un día para otro, y asentadas en la nevera, eso sí, solo si han quedado muy jugosas, porque si no están muy secas y poco comestibles.

La receta de torrijas caseras de leche, ha pasado de mi abuela a mi madre, de mi madre a mí, y ahora la voy a compartir con vosotros.

torrijas caseras, torrijas terminadas, plato receta

Torrijas de leche caseras

Las torrijas se hacen con pan duro, que empapamos en leche y tras rebozarlas en huevo, vamos a freírlas.
Después las endulzaremos con azúcar y las aromatizaremos con canela.
5 de 2 votos
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo de reposo fuera del frigorífico 10 min
Tiempo total 45 min
Plato Postre
Cocina Mediterránea
Raciones 16 unidades
Calorías 229 kcal

Ingredientes
  

  • 1,5 L. Leche entera
  • 2 ramas Canela
  • 150 gr. Azúcar
  • 1 barra Pan
  • 1 ud. Limón su cáscara
  • 3 udes. Huevos
  • Aceite de girasol
  • Canela en polvo, al gusto
  • Azúcar al gusto

Elaboración paso a paso
 

  • Ponemos la leche, la rama de canela, el azúcar y la peladura del limón en un cazo. Lo calentamos y cuando empieza a hervir apagamos el fuego.
    infusionando la leche
  • Dejamos reposar la leche tapada, durante 5 minutos, para que infusione bien y la volvemos a calentar, retirándola de nuevo antes de que empiece a hervir.
  • Mientras se calienta la leche, cortamos el pan en rodajas de un dedo de grosor.
  • Quitamos el palo de canela y el limón. Ponemos la leche en una fuente, esperamos a que baje su temperatura y colocamos sobre ella las torrijas, de forma que se queden bien empapadas.
    torrijas empapándose en leche
  • Las dejamos reposar en la fuente. 5 minutos por un lado y 5 minutos por el otro lado.
  • Una vez que el pan ha absorbido la leche y vemos que las torrijas están jugosas (esto es fundamental, la torrija no puede quedar seca) las pasamos por huevo batido, por un lado y por el otro.
    rebozando las torrijas
  • Las freímos en aceite caliente.
    friendo las torrijas
  • Bastan unos minutos para freír cada torrija, pero es importante echarlas como mucho de dos en dos, para que el aceite no se enfríe.
  • Se sacan y se ponen en una fuente para que escurran, con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Ponemos en un bol el azúcar y la canela metemos la torrija, y la rebozamos con cuidado.
  • Listas para dar buena cuenta de ellas
    Torrijas caseras, torrija terminada entrada

Datos nutricionales

Calorías: 229kcal
Temas aprovechamiento, cocina tradicional, dulces, fritura
¿Has probado esta receta?¡Cuéntanos qué tal te fue!

Presentación de las torrijas caseras de leche.

Las torrijas caseras más tradicionales se presentan envolviéndolas en canela y azúcar. Pero, actualmente hay más formas de presentarlas.

Partimos de una torrija que ya está horneada o frita

Torrijas caseras, con natillas y con chocolate

Con miel

Tienes que cocer la miel con un poco de agua para rebajar el dulzor y después la echas por encima de la torrija.

Torrijas caseras con sirope de azúcar

Tienes que hacer un sirope con agua y azúcar al 50%, añades una ramita de canela y unas peladuras de naranja. Hierves la mezcla hasta que se reduzca el agua. Y la echas sobre la torrija.

Con natillas

Solo tienes que hacer unas natillas ligeras y servir la torrija con la crema por encima.

Torrijas caseras de chocolate

Necesitamos 90 gr. de chocolate para fundir y 60 gr. de mantequilla.

Derretimos el chocolate y la mantequilla al baño maría o con el microondas, cuando esté listo lo mezclamos bien formando una crema.

En esta crema bañamos la mitad de cada torrija, procurando que cubra bien los dos lados.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Tarta de chocolate con galletas, sin horno. Elena

Deja un comentario

Recipe Rating