Sepia a la plancha con aliolí

La sepia fue el primer ser viviente que entendió y descubrió el misterio de la escritura al tener que escribir con su propia tinta para protegerse y luchar contra la muerte.

Cuando los depredadores de la sepia se disponen a capturarla. La sepia que lo intuye expulsa tinta que ella misma produce vertiéndola sobre su cuerpo, con esta maniobra se envuelve y se queda por completo en la sombra y el atacante sin posibilidad de verla, aunque esté al alcance de sus ojos.

Los pescadores que  capturan sepias suelen ser artesanales y muy selectivos. Bordean la costa, para capturar especies con aparejos de tradición milenaria, como el trasmallo, la nansa o el palangre. Lo que exige una gran pericia y sobre todo un conocimiento profundo del medio natural que se explota, generalmente lo han adquirido a lo largo de toda una vida y transmitido de generación en generación.

El pescador respeta y se adapta a las especies, conoce al detalle sus características, los rincones donde viven y donde se mueven, siempre pensando en que su trabajo en el mar debe permitir mantener un oficio sostenible, porque son conscientes y defensores a ultranza de que una de sus principales obligaciones es salvaguardar los océanos y las poblaciones que en ellos viven.

Ingredientes
1 kg. de sepia limpia y cortada en trocitos
2 ajos grandes laminados
perejil fresco picado
aceite de oliva
sal
Salsa Alioli 








Elaboración
La piel del exterior, si compramos la sepia limpia viene quitada, si no fuera así deberemos retirarla. Después eliminamos cuidadosamente la piel del interior que es muy finita. Laminamos los ajos, picamos el perejil y ya podemos empezar a cocinar nuestra sepia.
Ponemos una sartén a fuego medio con los ajos laminados, los doramos un poquito lo justo para que suelten su sabor y los reservamos junto con el aceite de haberlos dorado.
Esta misma sartén la calentamos a fuego medio alto y cuando esté bien caliente incorporamos la sepia, la rehogamos durante un minuto sin dejar de remover. Con esté procedimiento la sepia soltara su caldo.
Engrasamos la plancha con aceite de oliva y la ponemos a fuego fuerte, espolvoreamos un poco de sal y asamos la sepia durante dos o tres minutos, removemos un par de veces para que se haga por todos los lados.
Añadimos los ajos junto con su aceite, una vuelta y apagamos el fuego.
Rectificamos de sal, echamos el perejil y mezclamos bien. Ya tenemos la sepia lista. La sacamos a mesa acompañada del alioli.
Colaboración de mi hijo
Se ocupa de hacer el alioli, que le sale estupendamente. Para esta receta hacemos un falso alioli, que es mayonesa  (si pinchas el enlace puedes ver como la hacemos) a la que una vez hecha, añadimos dos ajos y volvemos a batir.
Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Solomillo marinado a la plancha, con cebolla caramelizada

¿No tienes plancha de asar?

La plancha de asar eléctrica es una herramienta de uso muy habitual en mi cocina y son muchas las cosas que hago en ella.

Me permite hacer preparaciones muy saludables, evitando demasiados aceites y grasas, y de una forma muy limpia.

Saco la plancha de su sitio, donde la tengo muy a mano, la uso y luego con pasarle un papel de cocina, mientras está caliente, queda lista para el siguiente uso.

Te dejo aquí nuestra guía de las mejores planchas de asar de Amazon.

Mejores Planchas de Asar

Deja un comentario