Coulant ó Volcán de chocolate para todos los gustos

¡Los días tristes deberían estar prohibidos!, ¿o no?.

Probablemente los necesitamos para disfrutar los días felices, puede que vayan unidos como el calor y el frío, este contraste es lo que nos permite sentir la vida.

Como los días grises son inevitables, cuando tengo un mal día intento aceptarlo, sé que como las nubes acabara desapareciendo, mi antídoto es hacer cosas que me gustan.

Rebajas
Cocina día a día: 1095 recetas. 365 menús para las cuatro estaciones (Planeta Cocina)
  • Cocina día a día: 1095 recetas. 365 menús para las cuatro estaciones (Planeta Cocina)
  • Tapa de calidad
  • Idioma Español
  • Óptimo para leer
  • Arguiñano, Karlos (Author)

Suelo terminar en la cocina, pongo música con mucho ritmo que despierte mi optimismo y acabo bailando entre pucheros haciendo un apetitoso dulce.

Que satisfacción cuando lo terminas, coges una cuchara y vas tomando poco a poco trocitos de serotonina.

Luego cuando lo comen los demás, disfruto de sus sonrisas y casi siempre terminan diciendo; ¡hoy te ha salido mejor que nunca! ¿has puesto algún ingrediente nuevo?

Como en casa hay gustos para todo, siempre hago volcanes de los tres tipos de chocolates. Yo soy la única que disfruto por igual con cualquiera de ellos, de hecho es uno de mis postres favoritos

Ingredientes (18 unidades, dependiendo del tamaño del molde)

Base común de los volcanes
150 gr. de harina de repostería
130 gr, de azúcar
8 huevos
1 pellizco de sal
Volcán chocolate negro
130 gr. de chocolate de postre negro
130 gr. de mantequilla
Volcán chocolate con leche
130 gr. de chocolate con leche
130 gr. de mantequilla
Volcán de chocolate blanco
130 gr. de chocolate blanco
80 gr. de mantequilla

Elaboración


1.- Antes de empezar con la receta vamos a hablar de los moldes:

Si son de silicona no hay que hacer nada
Si son metálicos los untamos con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina en las paredes para que no se pegue y lo desmoldemos con más facilidad.
Si son de aluminio desechables, espolvoreamos con harina y cuando están hechos cortamos con tijeras.

2.- Empezamos con la receta:

En el vaso de la batidora o de la thermomix batimos el azúcar con los huevos, la harina y la pizca de sal.

Vertemos la mezcla en un vaso medidor, para hacer después tres partes y reservamos.

Ahora vamos a fundir los chocolates y la mantequilla
Podemos utilizar 3 cazos y hacerlos a la vez,. Pero yo suelo utilizar 1 solo.
Primero hago el chocolate blanco, después el chocolate con leche y después el chocolate negro, ensucio menos recipientes y solo lavo cuando termino la última preparación. Es importante hacerlo siempre en este orden para que no cambie el color.

Volcanes de chocolate blanco

Troceamos el chocolate blanco. Hacemos dos partes una de 60 gr. que reservamos y otra de 70 gr.
Los 70 gr. de chocolate blanco los ponemos en un cazo junto con la mantequilla a fuego bajo y vamos removiendo hasta que se disuelva, apartamos del fuego y dejamos que se atempere.
En ese momento lo pasamos al vaso de la batidora o thermomix y añadimos la mezcla de uno de los tres cuencos. Batimos.

Volcamos la mezcla en los moldes rellenando solo 1/3 del mismo, luego agrega un cuadradito de chocolate entero y después añade un poco más de masa procurando llegar máximo a 3/4 de la capacidad del molde, pues no olvides que con la cocción el postre crecerá.






Volcanes de chocolate con leche

Troceamos el chocolate con leche y lo ponemos en el mismo cazo con la mantequilla. Misma operación, fuego bajo y remover hasta que se disuelva, retiramos del fuego dejamos que se atempere y cuando está listo lo pasamos a la batidora o thermomix, incorporamos 1/3 de la mezcla, en mi caso otros 250 ml., y batimos.
Volcamos la mezcla en los moldes hasta llegar a los 3/4 de la capacidad del molde, recuerda que al cocer el postre crece.

Volcanes de chocolate negro

Repetimos la operación con el chocolate negro y cuando esta fundido y se ha atemperado. Lo ponemos en el vaso de la batidora o thermomix con la mezcla restante. Repartimos en los moldes exactamente igual que con el chocolate con leche.

3.- ¿Qué hacemos ahora?

Una vez que todos tus moldes estén llenos con las mezclas los tapamos con papel film y deberás llevarlos al congelador, al menos 1 hora antes de cocinarlos.

Esto le dará una mayor consistencia mejorando notablemente el resultado final.
Este postre puede permanecer sin cocinar congelado el tiempo que desees.

Cuando sea el momento de cocinarlos, los sacamos del congelador 15 minutos antes de meterlos en el horno, precalentamos el horno a 180 º. Una vez caliente, introduce los volcanes durante 15 minutos, el tiempo es aproximado, depende de cada horno. Sabrás que están listos porque la preparación se levantará ligeramente, pero es muy importante que no te pases de cocción ya que el centro del coulant de chocolate debe ser líquido.

Dejamos que se enfríen lo justo para poder desmoldarlo. Los decoramos con azúcar glas y los emplatamos.
Suelo hacer alrededor de 18 unidades, las congelo y las voy sacando de vez en cuando. Aprovecho si utilizo el horno para hacer otros alimentos y pongo el volcán de postre.
Y si viene alguna visita imprevista, los hago en 10 minutos y con un café quedan estupendos.

Colaboración de mi hijo
Si los hago en un día de esos de abrir ventanas para que salgan las penas, los hago yo sola y disfruto de cada momento.
Si es un día de compartir con ellos, en esta receta participamos todos y cada uno va ocupándose de lo que va haciendo falta, e incluso en ocasiones yo estoy con otra cosa y ellos dos hacen los volcanes preguntándome de vez en cuando o pidiendo opinión.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Crema de limón deliciosa, sin huevo

Deja un comentario