Espaguetis de calabaza con salsa pesto con y sin thermomix

Septiembre y octubre son los meses en los que se cosechan las calabazas.

Los campos se cubren de colores naranjas y verdes, mientras cientos de trabajadores por todo el mundo recogen estas hortalizas.

Todo ésto me traslada irremediablemente a la fiesta de Halloween Americana.

En New York tienen una curiosa tradición; las familias tallan calabazas en sus casas y el día 31 de Octubre van a Central Park, los niños depositan sus calabazas sobre unas maderas.

Las calabazas talladas y decoradas se colocan en fila con una vela en su interior, las plataformas de madera se unen y se depositan en el lago. Las dejan ir a la deriva durante la puesta de sol.

Se crea un momento mágico con una visión excepcional y única. Un montón de cabezas de calabaza iluminadas, moviéndose por todo el lago, con los colores de otoño contrastando de una forma muy especial entre los intensos y variados tonos de verdes con los que está cargado el parque.

Y de calabazas y niños va esta receta, en mi lucha por que disfruten de las verduras he encontrado una nueva y deliciosa forma de presentarlas.

¿Qué necesitamos? (4 raciones)

Para las verduras
2 zanahorias ralladas tipo espaguetis
400 gr. de calabaza rallada tipo espaguetis
10 tomates cherry
1 ajo
aceite de oliva
sal
Para la salsa pesto
25 gr. de piñones
30 hojas de albahaca fresca
150 ml. de aceite de oliva
1 ajo pequeño
sal
6 cucharadas soperas de queso parmesano rallado (añade según tu gusto)

¿Cómo lo hacemos?

Pelamos las zanahorias y la calabaza y después con ayuda de un rallador vamos hacemos tiras finitas. Si no tienes este aparato, puedes hacerlo a mano, aunque queden más gruesas. En algunos supermercados ya venden la calabaza y las zanahorias cortadas en estas tiras.

Ponemos agua a hervir con un poco de sal y un chorrito de aceite.
Una vez que el agua ha comenzado a hervir agregamos las verduras. Esperamos a que vuelva a punto de ebullición y en ese momento las dejamos tres o cuatro minutos.

En este punto las retiramos del fuego y las ponemos en un escurridor debajo del grifo con agua fría para que se pare la cocción. Es importante hacerlo para no quedarnos con una papilla.

En una sartén a fuego medio, ponemos aceite de oliva y los ajos pelados y laminados, los damos unas cuantas vueltas, añadimos las tiras de calabaza y zanahoria y rehogamos durante tres minutos, rectificamos de sal. Reservamos.

Empezamos la salsa pesto:

Lo primero es en una sartén a fuego medio dar un par de vueltas a los piñones, tenemos que calentarlos pero no dorarlos.

En una batidora ponemos los piñones calientes, el ajo pequeño, las hojas de albahaca, la sal y el aceite y batimos hasta que quede todo mezclado y emulsionado.
En thermomix: ponemos los piñones, la albahaca, el ajo, la sal y programamos 15 segundos velocidad progresiva 5-7-9. Ahora incorporamos el aceite en hilo con el cubilete puesto velocidad 5

Montamos el plato:

Ponemos la verdura, cortamos los tomates cherry por la mitad y los añadimos. Aliñamos con la salsa pesto y echamos el queso parmesano.

En muchas recetas de salsa pesto, aparece el parmesano mezclado con la salsa en la batidora, pero la original se añade al final, cada comensal a su gusto, os aseguro que el sabor es muy diferente.

Colaboración de mi hijo
El ha pasado unos días en Italia este verano y como la salsa le gustó mucho, se encargó de preguntar a las cocineras como se hacía. Yo he aprovechado su interés por hacerla en casa para meter por medio las verduras.
Él ha hecho la salsa y yo me he dedicado a las verduras. El resultado al final le ha encantado.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Empanadillas de Colombia

¿No tienes robot de cocina?

Si todavía no tienes un robot de cocina, te dejo aquí nuestra guía de compra de los mejores robots de cocina.

Si no tienes robot, no te imaginas trabajo que quita en la cocina y el tiempo que ahorras, para mi es un salvavidas.

Los Mejores Robots de Cocina

Deja un comentario