Patatas panaderas

Ella ya elaboraba pan en su horno de leña para la familia. Tenía 26 años cuando en las viñas del alcalde instalaron una bodega que trajo más familias al pueblo.

Rosalía, mujer inteligente y emprendedora, empezó a elaborar pan para abastecer a los nuevos vecinos, gracias a su buen hacer y a la calidad de su trabajo, su pan cobró prestigio en el pueblo, aunque muchas mujeres pensaban que a sus maridos más que el pan les gustaba la panadera.

Era alta, morena, de ojos verdes y cuerpo bien formado, pero ellas también la apreciaban porque además era dulce, graciosa y siempre dispuesta a ayudar, con una paciencia puesta a prueba cada día con las travesuras de su cuatro hijos, que cada día inventaban nuevas diabluras.

Viendo que la demanda crecía, habló con su marido de la posibilidad de montar una panadería; alquilaron el bajo de una casa en la plaza del pueblo y puso el negocio en marcha.
Algunas mujeres empezaron a llevar al horno de la panadería carnes para que Rosalía las asara, la voz corrió y empezó a ser algo habitual.

A cambio las vecinas la daban huevos, verduras, patatas…, un día se la ocurrió meter unas cuantas patatas junto con el cordero que tenía que asar, para aprovechar el calor del horno. Cuando las comieron en casa llovieron las felicitaciones, esta nueva forma de preparar las patatas encantó a toda la familia.

Decidió probar suerte y junto a las patatas introdujo unas cebollas y pimientos, el resultado fue exquisito, poco después todos pedían sus asados con la nueva preparación de patatas y hortalizas.
Su fama fue traspasando lindes y se extendió por toda la región. En otras panaderías adoptaron la costumbre y desde entonces se hicieron conocidas como Patatas a la panadera…, una curiosa historia que a lo mejor se parece a la verdadera…

Ingredientes (6 raciones)

6 patatas
3 pimientos verdes
1 cebolla grande
polvo de ajo
1/2 vaso de vino blanco
sal, perejil, pimienta
Aceite de Oliva

Elaboración

Cortamos las patatas y las verduras en aros y las colocamos en una fuente apta para horno.

Añadimos el polvo de ajo, la pimienta y la sal y lo mezclamos bien
A continuación añadimos el aceite de oliva de forma generosa, echamos el vino blanco y el perejil picado por encima

Lo metemos en el horno a 180º hasta que está bien hecho.

Un truco

Cuando hago un asado aprovecho y en los 10 últimos minutos de las patatas y del asado, meto las patatas debajo del asado y de esta forma quedan increíblemente sabrosas

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Crema de calabaza con crujiente de jamón

2 comentarios en «Patatas panaderas»

Deja un comentario