Vinagreta Chinatown

La cocina esta abierta a la diversidad y rompe cualquier frontera, porque se alimenta y aprovecha  todas las culturas y conocimientos.

En la cocina se unen geografía, colores, texturas, aromas, sabores… favoreciendo que crezca, progrese, evolucione y mejore.

Siempre está en continua transformación; aunque sigamos una receta al pie de la letra y la mano que cocina sea la misma, el resultado siempre es un poco diferente.

Incluso los mismos ingredientes tienen diferentes sabores y matices dependiendo de como los mezclamos, que cantidades utilizamos o a que temperatura los presentamos.

La consecuencia es que los fogones son  un camino para la creatividad y la búsqueda de nuevas composiciones.

La receta que hoy presento es una combinación de todo lo que acabo de expresar; mezclamos distintas culturas gastronómicas consiguiendo un toque exótico, además te permite utilizar la intuición.

Diviértete  con ella y prueba las cantidades de los ingredientes hasta conseguir atrapar el punto que mejor se ajuste a tu gusto.

¿Qué necesitamos?

1 o 2 guindillas
1 o 2 ajos
1 pizca de jengibre
1 chorrito de jerez dulce
1 pizca de wasabi
1 chorrito de vinagre
1 chorrito de soja
100 ml. de aceite de oliva
sal
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 cebolla morada
1/2 tomate pelado
1 huevo cocido

¿Cómo lo hacemos?

Picamos el huevo y las verduras en cuadraditos (he utilizado una mandolina)

Vamos a preparar la salsa, como has podido ver he puesto diferentes cantidades de los ingredientes, utiliza más o menos según te guste más o menos fuerte. Te recomiendo empezar con menos cantidad e ir añadiendo según compruebes el sabor.
En el vaso de la batidora o de la thermomix ponemos; el aceite de oliva, guindilla/s, ajo/s,  jengibre, vinagre, sal, wasabi, soja, jerez y el  batimos a velocidad media hasta que esté bien ligado y a nuestro gusto.

Lo vertemos sobre el picadillo anterior y lo dejamos al menos media hora dentro del frigorífico para que macere. Ya lo tenemos listo.

Te voy a dar dos ejemplos para utlilizarlo:
Huevas de merluza con vinagreta

Para 300 gr. de huevas frescas:
Sumergir las huevas en agua fría y sal durante 2 o 3 horas, para que desangren y tras la cocción queden sazonadas.
Ponemos en una olla; 1/2 cebolleta, un poquito de perejil, un trozo de puerro, un pizca de vino blanco, una pizca de aceite de oliva y sal.
Lo cubrirmos con agua y hervir 10 mn.
Escurrir las huevas de la salmuera y meterlas en el caldo, arrimar al fuego a fuego muy suave.
Cuando hierva, retirar la cazuela del fuego y dejar que las huevas enfríen en el caldo. Una vez frías, escurrirlas y pelarlas con cuidado.
Si compramos las huevas ya cocidas nos incorporamos en este punto.

Tenemos dos posibilidades de presentación; una vez cocidas y cortadas, añadimos la salsa y listas.

Otra presentación es rebozar huevas con harina de fritura y huevo y freírlas durante un par de minutos.
Las servimos acompañadas de la salsa.

Mejillones con vinagreta

Limpiamos los mejillones y los ponemos en una cazuela con agua, laurel, sal y limón, hasta que se abran.
Podemos cocerlos al vapor, en la thermomix.
Y los presentamos aliñados con esta salsa.

Colaboración de mi hijo
El se ha encargado de jugar con la salsa hasta conseguir el punto que más le ha gustado.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Pimientos asados, los 10 mandamientos para asarlos

Deja un comentario