Judías verdes con jamón

Esta es una recetas de judías verdes, aunque algunos dicen que no saben a judías. Os cuento la historia.

Aproximadamente hace dos años, un día que fui a recoger a mis hijos al colegio, me dijo el pequeño: – ¿Puede venirse mi amigo a comer a casa?
– Claro, pero avísale que hay judías verdes.
Habló con su amigo y me contestó;
– No le gustan, pero se las come.

Total que me encontré en la mesa con los tres y sus malas caras. Les puse las judías y el plato del invitado quedó completamente limpio. Pensé; que chico tan educado, se las ha comido todas, sin gustarle.

El otro día mi hijo me contó; “a Carlos le gustan tus judías”, y continuó, “le he dicho que rollo hoy tengo judías verdes para comer y me ha contestado; no te quejes que las judías de tu madre están muy buenas, ni siquiera saben a judías“.

No sé que me ha emocionado más; que después de dos años se acordara de mis judías y que además le gustarán, o que pensara que estaban tan ricas que no sabían a judías.

Ingredientes (5 raciones)

1 Kg. de judías verdes de la variedad redonda
1 cebolla
100 gr. de jamón serrano en taquitos
1 cucharada de mantequilla
1 huevo
sal, pimienta y aceite de oliva

Elaboración:
Cocemos las judías verdes con sal (también se pueden hacer con dos latas de judías verdes ya cocidas de la misma variedad)

Cuando están cocidas, las salpimentamos añadimos la mantequilla y damos unas vueltas en la sartén hasta que se derrita la mantequilla. Reservamos.

En la misma sartén con un poquito de aceite, sofreímos la cebolla que previamente hemos cortado en daditos

Cuando esta hecha la cebolla añadimos el jamón y damos un par de vueltas.

Echamos 1 cucharadita de harina en el centro.  

Removemos tostándola  para hacer un roux y quitarla en sabor a harina.

Incorporamos medio vasito del caldo de cocer las judías y lo dejamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando tres minutos

Agregamos las judías verdes y dejamos a fuego lento en la salsa cinco minutos

Separamos la clara de la yema del huevo. Echamos la clara sobre las judías y lo dejamos al fuego hasta que está completamente cocida.

Apagamos el fuego e incorporamos la yema y revolvemos con el resto de las judías aprovechando el calor residual durante medio minuto. Ya está listo para servir

Colaboración de mi hijo
Hasta hace unos días lo que hacia era resoplar cuando sabía que tocaban judías, gracias a su amigo Carlos, ahora se las come sin protestar aunque no acaban de apasionarlo.

Si te ha gustado, compártelo:
¿TE APETECE?:   Setas con almejas, descubre este aperitivo irresistible

6 comentarios en «Judías verdes con jamón»

  1. Si el huevo, las suaviza mucho y a los niños se les hace más pasables. Que menuda lucha tengo yo con las verduras y el pescado. Y comen de todo porque soy cabezota, al mayor le gusta el pescado y casi todas las verduras. El pequeño es más melindres, pero con la historia de la cocina le voy enganchando. Que te voy a contar, … lo que hace una madre.

    Responder
  2. Es cierto, las judías con jamón tradicionales, no llevan huevo, pero como comenta Mercedes, el huevo le da un toque diferente y saben menos a judías. También la variedad de judías redondas tiene un sabor algo más suave y sobre todo la semilla es más pequeña que en las planas, por eso también el sabor es menos fuerte. Ya me contaras…

    Responder

Deja un comentario